Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted by on feb 14, 2016 in ARTICULOS PARA PADRES | 0 comments

CUIDA TU PIEL DEL SOL

CUIDA TU PIEL DEL SOL

Actualmente es casi imposible predecir o distinguir las estaciones del año, ya no sabemos si estamos en primavera pues sigue haciendo un frio terrible y por las tardes el sol esta ardiente, es entonces cuando vas de un lado a otro con paraguas, chamarra, una playera ligera y ya no sabes ni como vestirte.

Sin embargo a veces nos olvidamos de cuidar nuestra piel o no le damos la importancia que merece. Nuestra piel es nuestro órgano más grande (si, aunque no lo creas es un órgano) su función principal es ser una barrera protectora que aísla al organismo del medio que lo rodea, protegiéndolo y contribuyendo a mantener íntegras sus estructuras, al tiempo que actúa como sistema de comunicación con el entorno; ¿verdad que es importante cuidarla?

Uno de los factores que menos cuidamos es protegernos del sol, probablemente las últimas vacaciones corriste a la playa a tomar un poco de sol y te tendiste para darle un toque de color a tu piel. No estamos en contra del bronceado pero pocas veces somos consientes de cómo obtiene nuestra piel ese color y el daño que nos causa.

En primer lugar debes saber que los rayos del sol están divididos en dos tipos de radiación ultravioleta: UVA y UVB. Cuando nos colocamos bajo el sol estemos en la playa o en la ciudad. La radiación UVB quema la capa superior de la piel (la epidermis), causando las quemaduras de sol, esas que te arden por la noche y que no quieres que nadie te toque. Por otro lado la radiación UVA es lo que hace que las personas se bronceen. Los rayos UVA penetran las capas inferiores de la piel, donde estimulan a células llamadas melanocitos para que produzcan melanina.

La melanina es la pigmentación marrón que ocasiona el bronceado y es la forma mediante la cual el cuerpo protege a la piel de quemaduras. Los rayos UVA hacen que te broncees, pero también pueden causar graves daños. Esto se debe a que los rayos UVA penetran en la piel más profundamente que los rayos UVB. Los rayos UVA pueden atravesar la capa protectora, epidermis, y llegar a la dermis, donde se encuentran los vasos sanguíneos y los nervios. Debido a esto, los rayos UVA pueden dañar al sistema inmunológico de una persona, dificultando que puedan luchar contra las enfermedades y ocasionando enfermedades como el melanoma, el tipo de cáncer de piel más severo.

Pero no podemos quedarnos encerrados eternamente en nuestras casas huyendo del sol, después de todo nuestra piel necesita al sol para producir vitamina D,

 

¿Entonces qué debemos hacer?

 

La respuesta es muy sencilla debemos adoptar hábitos saludables sobre el cuidado de la piel y disfrutar del sol sanamente con las siguientes propuestas.

 

  • Utiliza diariamente protector solar: no te confíes si el día está nublado o si saldrás por poco tiempo, contar con alguna crema que contenga protector solar FPS 15 o más te servirá para el día a día.
    • Cuida los horarios de exposición solar: Los rayos solares tienen su mayor fuerza de 10:00 a.m. a 4:00 p.m. Durante estas horas, tómate pequeños descansos para estar adentro y refrescarte o permanecer en la sombra antes de volver a salir.
    • Evita aceleradores del bronceado o píldoras para broncear que dicen acelerar la producción de melanina del cuerpo y oscurecer la piel. Prueba tomar jugo de zanahoria para que tu piel comience a tomar naturalmente un tono anaranjado.
    • Evita exponerte por largo tiempo al rayo del sol, busca lugares con sombra o utiliza sombrero y lentes con filtro solar.
    • Algunos antibióticos y medicamentos contra el acné generan sensibilidad al sol, pregunta a tu medico las medidas para protegerte.
    • Visita al dermatólogo una vez al año por lo menos. Es una práctica poco usada pero él es un experto en el cuidado de la piel y te brindará la protección ideal para ella.
    • Busca una crema de protección solar que te proteja contra los rayos UVA y UVB.
    • Mantente hidratado, toma agua y utiliza crema hidratante de acuerdo a tu tipo de piel.

Todo en exceso es malo, incluso el sol. Pero siguiendo estos consejos lograremos disfrutar de sus beneficios, aléjate de la influencia de Pielandro, sigue estos consejos y disfruta la alegría del bienestar.

TIP: Consume todos los días, sobre todo en primavera y verano 1 cucharada sopera de puré de jitomate, es un poderoso antioxidante que minimiza los efectos de los rayos UVA. No es un remedio mágico, es una práctica más que forma parte de tu rutina de cuidado de la piel. Recuerda hidratarte, comer variado y descansar, porque una piel no puede lucir bonita si no está sana.

 

disfruta-del-sol